Jugando a reciclar plástico

Jugando a reciclar

Día a día generamos toneladas de basura que afectan directamente al medioambiente y al ecosistema en el que vivimos. Si tan sólo fuéramos más cuidadosos y creativos a la hora de desechar cosas podríamos contribuir a nuestro entorno mediante la separación y reciclaje de la basura dándole un nuevo uso a cosas que ya no utilizamos y reemplazando elementos como el plástico.

El reciclaje y el cuidado de los recursos nos ayudan a preservar la naturaleza. Es por eso que debemos enseñarles desde muy pequeños a los chicos las distintas maneras que tenemos para contribuir a esta causa desde nuestro hogar. Cuanto más se familiaricen con el cuidado del medioambiente de pequeños más presente lo tendrán a lo largo de su vida, el grado de concientización adquirido será aún mayor y podrán pasar sus conocimientos a amigos y compañeros día a día.

Crear conciencia de la importancia de la ecología puede ser una tarea educativa sin dejar de ser divertida. Debemos enseñarle a los chicos cómo clasificar envases y desechos diarios (separación de residuos), la reducción del consumo y la reutilización de residuos. Para ello, podemos ayudarlos a hacer un taller de compostaje o armar juegos y juguetes con materiales reciclados como por ejemplo un dominó, una ruleta, un juego de cartas o instrumentos musicales. Lo único que necesitaremos para llevar esto a cabo es mucha imaginación y ganas. De esta manera logramos darle vida y uso a objetos que ya no utilizamos o que estábamos a punto de tirar transformándolos en cosas nuevas con nuestra propia impronta.

Al enseñarle a los chicos cómo separar los residuos no debemos pasar por alto el cuidado de las pilas. Es necesario que comprendan por qué es importante apartarlas y separarlas del resto de los residuos y que guarden en alguna fuente o balde las que no se utilizan más para que, una vez que se haya juntado una buena cantidad, podamos llevarlas a un punto de reciclaje.

Diariamente consumimos comida, productos plásticos, descartables y otra infinidad de cosas que usamos solo una vez. Acumularlos o tirarlos luego de su único uso no sirve de nada ya que lo convertimos en un inconveniente para el medioamiente. Podemos reducir el impacto en la naturaleza y cuidar nuestro entorno educando a otros sobre los valores del reciclaje y la reutilización de distintos elementos con la posibilidad de entretenernos creando distintas maneras de ayudar.