Fiestas para adolescentes

Fiessas para adolescentes

A la hora de planificar fiestas para adolescentes debemos dejar de lado todo lo que veníamos haciendo para fiestas infantiles. Las piñatas, los juegos y la decoración de personajes animados se hará a un lado para darle lugar a los djs, barras de tragos y cotillón tecnológico.

Cuando los chicos van creciendo sus gustos van mutando y, aunque pareciera que cada vez los entendemos menos, cada vez es más simple lo que buscan. Simplemente con sus amigos, música y un buen lugar lograremos complacer a muchos y armar un cumpleaños súper divertido. Por empezar, debemos definir qué tipo de fiesta buscan los chicos: qué tipo de música quieren, cuántos amigos planean invitar y qué horario es el más adecuado.

En la actualidad, los bailes siguen siendo los aliados de los adolescentes. En ellos se producen los primeros acercamientos entre varones y mujeres y es su oportunidad de lucirse fuera del ámbito del colegio. Las chicas, generalmente, buscan producirse, maquillarse y usar ropa que no pueden usar en el colegio y los chicos, por su parte, si bien no están tan inmersos en el mundo de la moda, también comienzan a ponerse “lindos” para sus compañeras.

El lugar, dependiendo de la época del año y el clima, puede ser en un salón, club, casa o jardín. Para la decoración podemos tener en cuenta algunos globos, guirnaldas y luces, más que nada. En caso de contratar un dj, podríamos pensar en contratarlo también con el servicio de luces y ahorrarnos una preocupación. Con él debemos conversar el tema de la música. Si bien ellos cuentan con listas de canciones divididas en géneros y gustos, muchas veces le piden a los cumpleañeros que armen una lista con las canciones que no pueden faltar para tener como guía y no dejar de lado las preferidas del grupo. En la actualidad, los géneros más escuchados por los chicos son el trap, el reggaetón y la música electrónica. Tres géneros que les permitirán bailar toda la noche y divertirse entre amigos.

En cuanto a la propuesta de catering no debemos hacernos mucho problema. Generalmente, estas fiestas se hacen después del horario de la cena por lo que no será necesario pensar en una comida o plato fuerte para los invitados. Sí recomendamos colocar en las mesas distintos bowls con “chips” como papas fritas, chizitos, 3D, palitos o Doritos para los que quieran picar algo a lo largo de la noche. También es una buena opción poner sandwichitos o pizzetas al final de la fiesta para darle un cierre y que todos se vayan a dormir con el estómago lleno. Lo importante será la barra de tragos ya sea con o sin alcohol. Es importante que alguien con conocimientos esté a cargo y ofrezca distintas opciones para los chicos.

Este tipo de fiestas es, probablemente, el más fácil de organizar. Será importante tener en cuenta la cantidad de invitados que asistirán, por lo que debemos confirmar con anticipación el número final de chicos que vendrá. En caso de que sea en un lugar lejos se podrá contratar un micro o combi para que todos puedan ir juntos. Solo hará falta buena onda, ganas de bailar y algún/os responsable/s presente para supervisar que todo salga como se espera.