Fiestas Lego

Siempre hay opciones para los chicos que no quieran festejar su cumpleaños o evento especial de manera usual. Hoy, Leila Animaciones propone un festejo basado en los bloques Lego para que cada chico pueda crear con sus manos diferentes lugares, situaciones y luego, llevarse a casa un lindo y original recuerdo.

En primer lugar debemos tener en cuenta la cantidad de chicos que asistirán para planificar correctamente el festejo y tener en cuenta qué cantidad de piezas de lego necesitamos. Una vez que eso esté asegurado, debemos decidir si dejaremos a los chicos crear libremente o propondremos una temática especial para el cumpleaños.

Para crear un festejo completo, además de las piezas de lego necesitaremos una buena decoración tanto en el ambiente como en la comida que serviremos. Lo ideal es hacer uso de los colores primarios y secundarios, que son los más utilizados en las piezas de Lego, para crear una sensación de habernos metido en aquel mundo. Amarillo, rojo, verde y azul serán nuestros colores estrella para esta ocasión. Será necesario usarlo tanto en platos, vasos y sorbetes como en decoración del ambiente.

Con cartulina de aquellos colores, podemos hacer carteles para la decoración de paredes y hasta un photobooth para que los chicos se diviertan sacando fotos.

En cuanto a la comida, podemos hacer pequeños brownies o budines de forma rectangular, bañarlos en chocolate de distintos colores y agregar “rocklets” en la parte superior para que se parezcan a las piezas de Lego.

Para la torta de cumpleaños existen muchos moldes de bizcochuelos y budines con forma de Lego que podemos utilizar pero, en caso de no conseguirlos, podemos hacer un rectángulo de base y agregarle círculos arriba que darán el aspecto de estar comiendo una pieza de Lego. Lo importante también estará en los colores que usemos para la cobertura y la decoración que hagamos en la parte superior de la torta. Podemos agregar los personajes Lego preferidos de nuestros hijos o crear distintas situaciones de acuerdo a la época del año en la que estemos, como por ejemplo: playa (con palmeras, artículos de pileta, etc.) o invierno (espolvoreando harina para dar sensación de nieve y agregando artículos propios de esa temporada).

Si nos encontramos muy inspirados, podemos crear una torta con forma de cabeza de Lego hecha de mazapán y rellena de un buen bizcochuelo con dulce de leche. Será el boom de la fiesta y todos los chicos querrán comer un pedazo de ella.