Cumpleaños Creativos con Plastilina

ANIMACION DE CUMPLEAÑOS - LEILA ANIMACIONES - LEILAANIMACIONES.COM.AR

Seguimos presentando ideas diferentes para hacer los cumpleaños más originales y divertidos de todos. Hoy vamos a abrir un poco la cabeza de los chicos e invitarlos a un mundo diferente donde podrán poner en práctica sus dotes artísticos y, quienes no tengan mucho interés o facilidad para las tareas manuales, a partir de este tipo de cumpleaños lograrán ver el arte de una manera divertida y mucho más interesante.

Todos conocemos la plastilina porque es un elemento que, hace más de 60 años, está en casi todos los hogares cumpliendo la función de entretener a los chicos moldeando esta masa colorida para crear una infinidad de figuras. Como indican en Play Doh, compañía mundialmente conocida y líder en la industria, “la plastilina cumple la función de moldear la realidad y adaptarla a nuestro mundo sin límites. Un mágico utensilio que nos invita a volar”.

En un cumpleaños donde la plastilina sea la principal protagonista es muy importante conseguir mesas y sillas cómodas para que los chicos cuiden su postura al trabajar. Por supuesto que el elemento esencial, la plastilina, deberá abundar y tendremos que contar con varios colores de ella y palitos de madera para moldear las figuras.

Podemos entregar una cantidad determinada de plastilina a cada chico para que se centre en trabajar con cierta proporción o, dejarla en la mesa y que cada uno de ellos vaya viendo lo que necesita según su creación. De esta manera, no le pondremos límites a los chicos pero, de la primera los desafiaremos a crear algo simplemente con la cantidad que tengan.

Por último, tenemos que definir si se los dejará crear libremente o habrá un tema en especial que guíe a todos. Por ejemplo, podemos indicar a los chicos que cada uno tiene que recrear en plastilina a su caricatura favorita, un animal, su objeto preferido, ya sea un libro, la televisión, un skate o un peine, o crear la casa o castillo de sus sueños.

Siempre debemos dejar a los chicos trabajar libremente y no criticar sus gustos o elecciones a la hora de hacer sus formas con plastilina. De esta manera desarrollarán sus dotes manuales y creativos y sin darse cuenta el tiempo volará y se irán a casa con ingeniosas creaciones hechas por sus propias manos.