Animaciones para la tercera edad

Festejar cumpleaños, aniversarios o diferentes fechas especiales no debe ser un tema complicado para nadie. Tanto niños como jóvenes, adultos y adultos mayores pueden encontrar su manera de celebrar como más les guste y acompañados de sus seres queridos, solo necesitaremos mucha atención en los detalles y ganas de armar algo diferente.

Para que las fiestas para adultos mayores sean un éxito al igual que cualquier fiesta de otras edades debemos pensar en distintas actividades que nos hagan festejar de manera original para así poder crear una fiesta o reunión dinámica, divertida y entretenida.

Este tipo de reuniones hará que todos los invitados se distraigan un rato y recuerden que todavía pueden divertirse como cuando eran jóvenes. Entre las principales actividades que podemos proponer encontramos diferentes shows, juegos y talleres. En primer lugar, destacamos los shows de magia. Los trucos de magia sorprenden tanto a niños como a adultos. Hay algunos viejos trucos que despiertan interés e intriga y, por más de que los hayamos visto muchas veces seguimos preguntándonos “¿cómo lo hizo?”. También se puede incluir algún show de tango o baile para que puedan descansar mientras presencian un show a puro movimiento.

Por otro lado, podemos organizar un campeonato de cartas con los clásicos juegos como el Truco, el Chin Chón o la Escalera, unas partidas de Generala y, ¿por qué no, un Bingo?. Además, también es una buena idea incorporar talleres divertidos de memoria que, además de crear complicidad entre grupos, los ayudará a desarrollar facultades que quizá no están muy ejercitadas.

Para lograr un buen ambiente, será importante que la música no falte durante las actividades. En vez de que suenen temas actuales, poner clásicos musicales de los 70 u 80 hará que la fiesta tenga un tinte más interesante y logrará conectarlos con viejos temas que les gustaban y, gracias a ello, con muchas memorias.

En caso de que queramos agregar color también al festejo no debemos dudar en comprar cotillón. Aunque parezca juego de niños, los adultos mayores se divierten probándose gorros, antifaces, pelucas y haciendo sonar pitos y matracas.

El objetivo de esta fiesta o reunión será que los adultos mayores logren divertirse sin pensar en la edad y llevarse un lindo momento en familia y amigos. Cuanto más divertidos sean los grupos más inolvidable será la experiencia. Lo importante será que todos puedan manifestar sus gustos e intereses, disfrutar de la comunicación en grupos y sociabilizar sin inconvenientes.