Animaciones infantiles para chicos de 3 a 5 años

Los festejos de cumpleaños infantiles resultan eficientes si están correctamente enfocados en la edad de los invitados. No es lo mismo organizar actividades para chicos de 3 años como para chicos de 7 o 12 y lo importante es que las mismas sean divertidas, originales, dinámicas y que se adapten a distintos grupos. De esta manera lograremos entretener a todos los chicos y enfocar la atención del grupo en lo que nosotros queramos.

En este artículo de Leila Animaciones propondremos 5 animaciones diferentes para hacer en un festejo en el que los invitados tengan entre 3 y 5 años. Las mismas lograrán estimular su imaginación y les permitirán compartir momentos con sus amigos de la manera más sana y divertida posible.

En primer lugar presentaremos dos tipos de talleres: uno de cocina y otro de pintura. En el taller de cocina podremos enseñar a los chicos a realizar cosas sencillas como por ejemplo decorar tortas o cupcakes. Para ello, podemos tener un biscochuelo o magdalenas horneadas y presentarles a los chicos muchos utensilios y productos para que puedan crear, como por ejemplo mazapán de diferentes colores, chips de chocolate, mangas con dulce de leche, merenguitos y todo lo que se nos ocurra que pueda darle un plus de creatividad a la cocina. En cuanto al taller de pintura, la idea será entregarle una hoja en blanco a cada niño y ubicar en mesas lápices, marcadores, témperas o acuarelas para que cada uno de rienda suelta a su imaginación y logre crear su obra. Podremos guiarlos proponiendo una temática como animales, autos o familia y, de esta manera, unificar las pinturas y hacer que, una vez terminado, cada uno presente su arte ante sus compañeros.

Otras de las animaciones claves para un festejo de niños entre 3 y 5 años son el show de magia, el show de títeres y el show de globos. En todos ellos habrá un animador que hará todo mientras que los chicos podrán sentarse a observar, divertirse y ¿por qué no participar?. Lo ideal será que el encargado de presentar los trucos, darle vida a los títeres y/o armar los globos esté habilitado tanto para mantener la concentración y la atención de los chicos como para saber cuando es necesario cambiar de actividad. De esta manera evitará que los chicos se aburran y, al mismo tiempo, la dispersión del público.

Por último, una actividad que también se puede sumar al festejo infantil es el Memotest Gigante. Mediante piezas colocadas ya sea en la pared, en una tela o en una pizarra, los chicos podrán jugar en diferentes equipos a ver quien completa el memotest de la manera más rápida. Realizarlo es algo sencillo y solo se necesitará la cantidad de imágenes pares que queramos desordenadas para luego encontrar las distintas parejas de imágenes.

Todas estas actividades y juegos de integración permitirán que los chicos estimulen sus sentidos entrando a un mundo colorido y disfrutando momentos únicos acompañados por sus amigos. Lo esencial será encontrar animadores que se adapten a los grupos, gustos y diferentes circunstancias que puedan surgir en el momento.