Animaciones infantiles en bodas

Fiestas infantiles - Leila Animaciones - LeilaAnimaciones.com.ar

Sin dudas las bodas deben ser un evento disfrutado tanto por niños como adultos y, es por eso que, Leila Animaciones te dará algunas ideas para hacer animaciones para chicos en los casamientos y así lograr que no se sientan excluídos en un ambiente tan adulto.

El recurso de animaciones infantiles en bodas se está volviendo cada día más habitual entre los novios jóvenes quienes dan la posibilidad a los chicos de divertirse de igual manera que sus padres y también, liberarlos a ellos por un rato para que puedan bailar y divertirse en la fiesta sin mayores responsabilidades.

Los animadores se encargarán de hacer actividades con los chicos durante las comidas y las tandas de baile para que los adultos puedan disfrutar sin preocupaciones y ellos puedan divertirse con sus pares.

El armado de globos es una de las actividades preferidas por excelencia para los chicos durante los eventos. El animador deberá estar capacitado para crear diferentes formas y enseñarle a los chicos como hacerlas sin descuidar el grupo y manteniendo a todos los niños concentrados y con la atención en esa actividad. Es por eso que, el animador debe ser alguien audaz, divertido, capaz de unir al grupo y de cambiar de actividad en cuanto vea que los chicos se están dispersando.

Otra de las actividades a las que se puede recurrir es al famoso “Juego de la Estatua” que puede llevarse a cabo cerca de la pista de baile principal para inclur a los chicos en el festejo. El animador será el encargado de indicar los momentos en los que se debe bailar y gritar una palabra mágica con la cual todos deberán quedarse quietos a modo de estatua cuando el quiera para testear a los chicos. El primero que se mueva quedará eliminado del juego.

En cambio, si buscamos actividades más tranquilas para los niños, podemos conseguir una mesa, papeles, lápices y marcadores y crear un taller de dibujo o de origami en el cual se enseñen piezas simples y fáciles de realizar en poco tiempo como las grullas u otros animales.

Los animadores profesionales se encargarán de atender a los chicos en todo momento, cuidarlos, proporcionarles diversión de acuerdo a su edad y hasta acompañarlos al baño cuando sea necesario. De esta manera, tanto chicos como jóvenes y adultos disfrutarán de la boda a su manera sin presiones y permitiendo que todos se lleven buenos recuerdos a casa.