Animaciones en camas elásticas

No importa la edad de los niños para saber que un cumpleaños a puro salto es un éxito asegurado. Leila Animaciones trae una propuesta diferente que encantará a niños y adultos: un cumpleaños en un parque de camas elásticas.

Tal como suena, existen predios cubiertos de hasta 2.600 metros cuadrados de camas elásticas de pared a pared para que los chicos puedan divertirse y descargar su energía saltando con amigos. Esta experiencia inolvidable está guiada por instructores especialistas para garantizar el disfrute máximo de todos los presentes y asegurarles diversión sana.

El festejo en camas elásticas resulta una opción emocionante y sana para los chicos ya que estarán realizando ejercicio físico sin riesgos y podrán mover su cuerpo de la manera y con la intensidad que deseen. Será importante que todos lleven o compren medias antideslizantes para evitar resbalones o caídas bruscas.

Rush Trampoline Park, ubicado a la altura del km 50 del acceso norte (Pilar), propone diferentes actividades para que los cumpleaños en las camas elásticas resulten únicos. Entre sus actividades se encuentran el salto libre en la pista principal, el juego “quemado” tan clásico y divertido para chicos y adultos, los saltos en piletas de goma espuma y una pared de alto rendimiento. Además, en este tipo de lugares encontramos salas especiales para la organización de fiestas y cumpleaños infantiles y cualquier otro evento que gusten realizar.

De esta manera, podremos organizar junto a ellos cualquier actividad divertida o proponer juegos para jugar en el cumpleaños infantil para agregar más variedad y que resulte más divertido.

Como no puede faltar en ningún festejo, la comida también será un plus para los chicos. Es fundamental que se sirva después de los saltos para evitar malestar estomacal o náuseas.

Como estarán gastando muchas energías será clave que cuando terminen las actividades de saltos puedan comer cosas que les llenen la pancita. Para ello podemos acudir a hamburguesas, panchos, pizzas, empanadas o cualquier otra comida que sea fuerte y rica para los chicos y clásica de un cumpleaños. También será importante que se hidraten después de todas las actividades para recuperar líquido que seguramente hayan estado transpirando de tanto salto.

Luego de esto no podrá faltar la torta tan esperada por todos y que dará cierre al cumpleaños. De esta manera, los chicos se irán súper contentos habiendo liberado endorfinas mediante la actividad física y comiendo las cosas que más disfrutan.